Noticia

La Torre Tesla ha vuelto para quedarse

 

La mítica estructura vuelve a la circulación gracias a la penúltima actualización

 

Ramón Villanova

29/01/2018

 

Una carta icónica, una de las figuras con las que dio comienzo Clash of Clans, ha vuelto a la palestra. Y es que, no en vano, se ha querido devolver ese protagonismo perdido a la electrizante estructura. Una de las cartas menos usadas en Clash Royale eclipsada por la efectiva Torre Infernal o la exótica Torre Bombardera. Encontrarse una baraja con Tesla en según que arenas se presentaba como algo poco común.

 

 

Sin embargo, a raíz del retoque de Supercell (aumentar su daño en un 30%) la fiebre de la Tesla se ha desatado en la arena. Todo tipo de barajas comienzan a incorporar a esta trituradora de 4 de elixir, incluso muchos dejando en el camino a otros estructuras populares, como la Lápida. Lo más curioso es encontrártela con PEKKA, Gólem e incluso Gigante Noble, cartas con las que, a priori, no casa mucho. Lo que ya ha dejado de ser curioso para tornarse en un dolor de muelas es cuando la juntan con otras estructuras, tales como Mortero o Ballesta.

 

Lo que nadie podía sospechar es que esta fiebre de la Tesla fuera a llegar tan lejos, ya que, su principal intención es fomentar su uso, no convertirla en piedra angular de múltiples tipos de barajas. El factor determinante de este renacer es, sin duda, el daño, que sumado a su velocidad, la hace infalible para borrar del mapa a una gran cantidad de cartas.

 

Montapuercos y Gigante principales damnificados

 

Lo cierto es que, además de estas dos populares cartas, hay otras, que la nueva habilidad de la Torre Tesla merma sus capacidades. Cartas como el Globo Bombástico, Gigante Noble o Sabueso de Lava también están sufriendo la estructura, haciendo que les sea difícil encarar las torres.

 

En esa línea, como no podría ser de otra manera, Gigante y Montapuercos están siendo las cartas más perjudicadas con la mejora de la Torre Tesla. Dos cartas de larga tradición, presentes también en Clash of Clans, que representan dos maneras muy distintas de ver el juego. La paciencia y la impulsividad, la eficacia inmediata del Montapuercos versus la eficacia lenta, pero segura del Gigante. Sea como fuere ambas cartas tienen poco que hacer contra esta nueva versión de la Tesla, cosa que hace que los jugadores abandonen las cartas clásicas y tomen otros senderos alternativos.

 

Pequeñas unidades, también damnificadas

 

Por si todo lo expuesto anteriormente fuera poco, las tropas pequeñas también hincan la rodilla. Aquí se demuestra que el alto voltaje resulta más eficaz que el calor concentrado de su homónima prima infernal. Puesto que los rayos, aunque de poca contundencia, tienen una constante y rápida incidencia en el objetivo.

 

De este modo, tropas que antes entorpecían a nuestra estructura, para defender una unidad pesada o que incluso llegaban a dañarla, ahora parecen sucumbir a los chispazos sin que nadie encuentre una solución realmente efectiva. Con la suerte de cara y la ayuda de la torre de coronas, las tropas de apoyo como las Arqueras, los Duendes, los Esbirros, Esqueletos o los no tan experimentados Murciélagos resultan totalmente estériles.

 

Por todo ello, la Tesla ha vuelto a hacerse un hueco en su mazo y ha conseguido que, tanto románticos de cartas clásicas, como innovadores empedernidos, depositen su confianza en esta estructura, de la que el mismísimo Nikola Tesla estaría orgulloso.

 

¡La Torre Tesla ha vuelto para quedarse!

Artículos relacionados