Noticia

Las estadísticas más insólitas de la 2ª edición de SLO

 

Aprovechando el parón de Superliga Orange hasta noviembre, mostramos varios datos curiosos de la competición

 

Óscar Tejedor @oscarsndieeee

04/08/2018

 

Todo aficionado medio de la Superliga Orange de Clash Royale es conocedor de que Vodafone Giants se proclamó campeón de la máxima competición nacional en Gamergy a mediados de junio, tras batir por 3-2 al Valencia CF eSports. Sin embargo, existen una serie de datos más minimalistas que pueden pasar desapercibidos. Por ello, en eClasher vamos a arrojar luz sobre ellos a lo largo de la presente semana.

 

Los máximos protagonistas de las estadísticas de la segunda edición de la Superliga Orange de Clash Royale

Los máximos protagonistas de las estadísticas insólitas de la Superliga Orange| Foto: Laura Lacruz

 DAÑO A TORRE IZQUIERDA

 

Todo jugador tiene una tendencia natural a atacar por uno de los dos lados en Clash Royale. Si bien es cierto que cada partida es diferente y suele ser casi irrelevante el lado escogido para empezar a acumular daño, nunca se sabrá si estos datos son fruto de la casualidad o de una dependencia de cada jugador.

 

Los 5 jugadores que proporcionalmente hacen más daño a la torre izquierda | Foto: Óscar Tejedor

El dato expresado en porcentaje responde a una simple operación que tiene en cuenta el daño hecho a las torres de Princesas y no a la del Rey, ya que la procedencia del daño recibido en la tercera corona es imposible de determinar de manera aritmética.

 

MEDIA DE PARTIDAS MÁS LARGA

 

Que una partida se alargue no tiene por qué significar nada negativo para ninguno de los contendientes, aunque sin duda es interesante para saber qué tipo de jugadores se mueven mejor en la muerte súbita. El soldado y quesito BENIJU es el jugador con el promedio de partidas más largas, seguido por JuanxX y JoRDiK.

 

Los 5 jugadores que disputan las partidas más largas | Foto: Óscar Tejedor

CARTA CON MAYOR WIN-RATE

 

Un total de 85 cartas pudieron ser seleccionadas por los jugadores para conformar sus barajas. A lo largo de los 90 partidos que disputaron en la segunda temporada, hubo 5 cartas que destacaron sobre el resto. En particular el odiado y eficiente Mortero, aunque está seguido de cerca de la Choza de Bárbaros, el Rayo, el Cañón de ruedas y Chispitas. No obstante, ninguna de estas cartas ha tenido un empleo muy elevado durante el curso.

 

Las cartas que han acumulado mejor win-rate | Foto: Óscar Tejedor

más daño a la torre central

 

El objetivo de Clash Royale es haber tirado más torres que el rival cuando termina la partida y la manera más rápida de conseguir la victoria es tirar las tres coronas. Sin embargo, tal fue el nivel de la Superliga Orange que este suceso no ocurre apenas y, de hecho, solo hay ciertos afortunados que han sido capaces. Pasturias es el jugador que dirige más su daño hacia la torre del Rey; de media le resta un 28% de HPs por partida.

 

Los 5 jugadores que más daño hacen de media a la torre central enemiga | Foto: Óscar Tejedor

Media de partidas más corta

 

La gran parte de las partidas duran más de los 3 minutos establecidos, pero hay algunos jugadores que apenas entran en la muerte súbita. Es el caso de MaxLaMenace, cuyas partidas duran una media de 3 minutos y 16 segundos, lo cual significa un mínimo de la actual temporada de Superliga Orange. Le siguien Davidlux6HD, TheSuso69, Malcaide y Mikel04.

 

Los 5 jugadores que tienen una menor media de duración en sus partidas | Foto: Óscar Tejedor

DAÑO A TORRE DERECHA

 

La gran mayoría de las partidas terminan con un resultado de 1-0, por lo que una sola corona es lograda. Cada jugador debe elegir a qué torre atacar y, mientras que hay algunos que les es indiferente izquierda o derecha, otros tienden más a centrarse en un solo lado. Aquí nos centraremos en los 5 jugadores que eligen la torre derecha con mayor frecuencia para lanzar sus ataques.

 

Los 5 jugadores que más tienden a atacar por el lado derecho de la arena | Foto: Óscar Tejedor

El dato expresado en porcentaje responde a una simple operación que tiene en cuenta el daño hecho a las torres de Princesas y no a la del Rey, ya que la procedencia del daño recibido en la tercera corona es imposible de determinar de manera aritmética.

Artículos relacionados