Noticia

De Invictvs a la CRL, por Alejandro “Regue” Regueira

 

La carrera del extremeño está siendo un claro ejemplo de cómo escalar desde la humildad y el trabajo

 

Óscar Tejedor @oscarsndieeee

07/08/2018

 

El nombre de Regue saltó al conocimiento de gran parte de la comunidad el 6 de enero de 2018, día en que se hizo oficial su fichaje por Arctic Gaming para disputar la Superliga Orange. Si bien ya se sabían ciertos destellos de su calidad en Baskonia, pues venía de la gran familia de Invictvs, la gran masa que sigue Clash Royale no tenía referencias claras de lo que el extremeño podía aportar en la máxima competición nacional.

 

Por muchas vueltas que haya dado por la escena competitiva del juego de Supercell, Regue siempre ha ido predicando los valores de Invictvs. Aunque dejara la disciplina del club hace ya siete meses, no ha dejado de jactarse de formar parte de la familia de Baskonia. Pese a que varios de los jugadores y miembros del staff hayan ido variando, las raíces quedan marcadas en sus integrantes, por muchos kilómetros que se alejen del núcleo. “De Baskonia me llevo amigos, ilusión y sacrificio“, afirma Regue.

 

Regue chocando la mano con Quinta en Gamergy | Foto: LVP

Regue chocando la mano con Quintana en Gamergy | Foto: LVP

Y es que pocos ejemplos de trabajo y constancia son tan paradigmáticos para explicar el éxito en un jugador de Clash Royale. Poco a poco y con las metas claras. Como si de semestres se tratasen, Regue los ha ido aprobando para pasar al próximo curso. Seis meses pasó como miembro de la gran familia baskonista y otra media docena estuvo defendiendo los colores de Arctic Gaming. Ahora, como representante de Misfits, se le presenta el reto más grande de toda su carrera.

 

Nacimiento profesional en toxic eSports

 

Muy pocos jugadores han dado sus primeros pasos en Clash Royale en equipos ya reconocidos, sino que la gran mayoría de ellos han tenido que “pasar primero por lo más bajo para llegar a lo más alto“. Y Regue no es una excepción. Su nacimiento como jugador competitivo fue bajo la disciplina de Toxic eSports, jugando “lleno de ilusión” ligas menores. Pero la calidad no se puede esconder y tras destacar en la edición de Gamergy de junio de 2017 dio el sato a la élite nacional bajo el manto de Invictvs.

 

Pero también la suerte influyó, pues acudió a la feria de los deportes electrónicos para disputar el torneo individual que albergaba. El cupo lo logró gracias a un sorteo promovido por Movistar Riders y completó el campeonato con un nada despreciable 5-2 de balance particular, imponiéndose a nombres como Renak, Rouber u OLY25. Además, ganó al famoso Yeke, quien tras ver su nivel le ofreció hacer unas pruebas para entrar en el club que no tardaría en llamarse Baskonia. “Tuve más ofertas de otros equipos que se habían fijado en mí, pero decidí entrar en Invictvs por el buen ambiente”.

 

Inicios en Invictvs y Baskonia

 

Una cadena de casualidades le permitió entrar de lleno en la escena, pero él se ocupó de no desperdiciar el momento. Empezó en la cantera y no tardó en ascender al primer equipo ganando un suizo interno por un sistema de ELO, funcionamiento habitual en los equipos de Clash Royale. Disputó un sinfín de ligas menores (Liga Princesa, Liga Gólem, PowerGaming Cup, BePro, etc.), pero su verdadero ‘boom’ no llegó hasta la siguiente edición presencial de la Orange Cup, cuando quedó segundo en el TOP8 y siendo derrotado por el mismísimo RUBÉN.

 

Su buen hacer en la Orange Cup atrajo el interés de clubes de SLO | Foto: LVP

Es todo un honor representar a los baskonistas en la CRL, siento que ellos son una parte de lo que yo soy ahora”, afirma Regue de manera casi nostálgica. “Los exbaskonistas no son un pasado, son un presente y me ayudan a mejorar día a día”, destacada el extremeño justo antes de dar un toque de aviso para futuras ediciones de la Clash Royale League: “Estoy seguro de que no seré el único exmiembro de Baskonia que pisará esta liga”.

 

El salto a la Superliga Orange

 

De la mano de Arctic Gaming y el entrenador RCarras, Regue tuvo su debut en la Superliga Orange. Se hizo esperar un poco y no llegó hasta la tercera jornada, cuando salió en el cuarto set para imponerse a Donkey Kong y forzar el quinto set contra KIYF, que terminaron llevándose los ninjas. 43 días después de su comunicado oficial de bienvenida, por fin pudo demostrar su valía. “Ha sido una oportunidad única el haber podido jugar en la mejor liga de España y sin duda es algo que debo agradecer a Arctic”, explica Regue consciente del foco mediático que supone la SLO.

 

Los lobos lucharon hasta la penúltima jornada por colarse en el TOP4 que daba acceso a la fase final en Gamergy, pero los gigantes y los jinetes les despejaron toda posibilidad en las últimas semanas de competición. Regue terminó la temporada con el cuarto mejor win-rate de su equipo (48% de efectividad), siendo superado por Loupanji, Peke y un Mikel04 que dio un gran sprint final.

 

El flujo del win-rate de Regue a lo largo de la Superliga orange | Foto: Óscar Tejedor

El flujo del win-rate de Regue a lo largo de la Superliga orange | Foto: Óscar Tejedor

Sin embargo, asegura no sentirse del todo satisfecho con su actuación como ártico: “Sé que puedo dar muchísimo más y espero demostrarlo en esta nueva temporada”. Pero también ha querido dejar claro que “ha sido un placer para mí el compartir equipo con los lobos, he aprendido muchísimo de ellos y me siento más formado y capacitado como jugador profesional“. Además, cabe destacar que fue uno de los artífices de que Arctic Gaming llegara a la final de la Royale Crown Cup, en la que cayeron ante el poderío de Arena Quesito.

 

Como la mayoría de oportunidades laborales, no se pueden forzar, sino que deben reunirse una serie de condiciones para que se den y fue el caso de Regue. El extremeño comenzó jugando los clasificatorios de la CRL “como reto personal y por la experiencia de competir en Ámsterdam”. Las claves que aporta no son otras que “trabajo, sacrificio, esfuerzo, superación y humanidad”, así como la presencia de RCarras en toda su carrera deportiva.

 

RCarras es una de las personas que más me ha ayudado a prosperar“, asevera Regue. “En Baskonia formamos una familia de melones, en Arctic dándome la confianza que necesitaba y, por último, ayudándome en los clasificatorios de CRL como entrenador personal”, defendió el nuevo jugador de CRL justo antes de lapidar su intervención: “Puedo decir sin que me tiemble la voz que sin él yo no estaría en Misfits“.

 

Próxima parada: CRL

 

Su carrera no cogió rumbo a Los Ángeles hasta bien tarde, lo cual es categorizado por Regue como  “raro e inesperado“. “Por el éxodo masivo de estrellas de la SLO a la CRL yo tenía varias ofertas de otros equipos de SLO”, continúa humildemente el español. Por una “serie de razones”, el jugador decidió salir de Arctic y ya tenía “medio cerrado” un acuerdo con otro club, pero todo dio un volantazo: “En el último momento se me presentó la oportunidad de firmar por Misfits y no pude dejar pasar la oportunidad”.

 

 

El 30 de julio de 2018 se hizo oficial el fichaje de Regue por Misfits para disputar la primera edición de Clash Royale League. Las plantillas de CRL Europa iban dándose a conocer y la de los conejos fue una de las últimas. JoseLC y ThatOneGuy ya se habían oficializado como jugadores ‘legacy’ y fueron Regue y Peppe los drafted-players por PlayExperienze, manager del proyecto. El extremeño se ha molestado en hacer un llamamiento general “a toda esa gente que no confía en Misfits”: “Vamos a dar mucho que hablar. Y todo va a ser a base de trabajo”

 

Consejos a futuros candidatos

 

“Primero deciros que todo es posible y que si de verdad tenéis este sueño que luchéis por él. Segundo: que por mucho que soñéis con esto no va a ocurrir tumbados en la cama, tenéis que perseguirlo de verdad. Creo que todo se resume en el trabajo y la constancia. Clash Royale es perder, perder, perder y perder hasta ganar. Son muchas las veces que me he planteado dejar el juego tras un fracaso, pero ese pensamiento solo ha pasado por mi cabeza unos segundos. Porque el día siguiente a cada uno de mis fracasos he trabajado y entrenado el doble para que no se vuelva a repetir. La desmotivación solo puede significar ser la cuna de la motivación. Si caigo, me levanto, y si pierdo, entreno hasta ganar. Esto es Clash Royale y solo así se puede llegar lejos.”

 

Todo este esfuerzo y trabajo le ha permitido a Regue encontrarse ante la oportunidad de su vida. No obstante, ahora es el momento en el que el jugador deberá demostrar toda su calidad. Ya no valdrá con cumplir los tópicos de ‘joven promesa’ o de ‘potencial por descubrir’. La intensidad competitiva de la Clash Royale League no perdonará y se llevará a varios de los mejores jugadores de la escena por delante. En las manos del extremeño está seguir superando retos.

Artículos relacionados